Mitos sobre el tabaco

A continuación se encontrará con una lista de ideas y opiniones en torno al tabaco. Muchos fumadores creen en ellas, y ello les impide o dificulta dejar de fumar. Si usted comparte alguna de estas ideas, reflexione, todas son un espejismo. Descubra el engaño y le será más fácil dejar de fumar.

  • Si dejo de fumar, engordaré.
  • Me relaja.
  • He intentado dejarlo otras veces y prefiero "estar mal fumando" a "estar mal sin fumar".
  • Yo sólo fumo esos cigarrillos ligeros ("light"), bajos en nicotina y alquitrán, y por lo tanto estoy seguro.
  • ¡Qué pena! toda la vida sin fumar.
  • De algo hay que morir.
  • He intentado dejarlo, pero simplemente no puedo.
  • Me ayuda a relacionarme o ligar.
  • Después de tantos años fumando el daño ya está hecho, ¿para qué dejarlo ahora?
  • Me ayuda a concentrarme.
  • Me da estilo.
  • Con la contaminación que hay, el humo del tabaco no tiene casi importancia.
  • La relación entre cigarro y cáncer no está totalmente demostrada.
  • Fumo poco y por lo tanto no puede hacerme daño.
  • ¿Por qué me va a hacer daño a mí y no a los otros?
  • Puedo dejarlo en cuanto quiera.
  • Tengo una gran dependencia física.
  • Si lo dejo, no tendré el éxito que tenía fumando.
  • No podría funcionar sin tabaco.
  • Me inspira.
  • Un cigarrillo no importa.
  • Si dentro de dos o tres meses me voy a sentir mal por no fumar, ¿para qué dejarlo?
Revise una por una estas ideas. Todas tienen trampa. ¡Se lo aseguramos! Descúbralas y habrá allanado el camino para dejar de fumar.

Descargue nuestra aplicación para teléfonos iPhone o tabletas iPad.

© 2017 Iteration mobile S.L. Todos los derechos reservados. © Universidad de las Palmas de Gran Canarias. Fundación universitaria de las Palmas. Auspiciado por el Colegio Oficial de Psicólogos de Las Palmas (COP). Política de privacidad